LOGO ESTRELLAS CRISTINA
Creaciones
Reproducir vídeo

Talleres Giro Meditativo

El giro meditativo es una forma de meditación en movimiento inspirada en el giro sufí. Es una danza contemplativa la cual tiene como finalidad el girar desde el centro de nuestro ser y conciencia para así lograr un estado profundo de entrega.

En los talleres me baso en técnicas de visualización y movimientos inspiradas en el yoga y la danza para adentrarnos en las bases técnicas del giro desde un espacio de conexión profunda con nuestro cuerpo y nuestro ser.

Testimonios

“Mi experiencia con Cristina en este taller de giro fue de mucha belleza, mucha magia.  Ha sido una meditación que me ha ayudado a reconocer mi fuerza, mi centro, mi eje y volver a mi interior”

Lirio Martin

“Aun siento en mis células la profundidad del giro en mí. Danza sagrada, meditación en movimiento, presencia plena, conexión eje cielo- tierra todo esto y más puede suceder durante el giro. Recientemente he disfrutado del taller de giro de Cristina y ha sido un auténtico regalo, tu presencia, como guías, y nos llevas hasta lo más sublime es una experiencia única.  Gracias bonita.”

Tanit Dro

“Gracias Cristina por hacerlo posible, hacía mucho tiempo que sentía girar, me queda mucho, muchísimo por aprender, pero tú lo pones fácil”

Lidia Hidalgo

“Fue un regalo poder vivir el giro con tanto cuidado, sostén y amor. Logré llegar a un punto de climax sostenido en el giro de sentirme dichosa, liberada y llena de gozo. Gracias por facilitarnos este taller e introducirnos en este mundo”

Marta Astals

“Fue para mí una hermosa y profunda inmersión meditativa, que guiada con amor y creatividad desde la quietud hacia el movimiento a través del giro, me llevo a la exploración de mi espacio interior, sin mente, el puro centro de mi ser en conexión y en equilibrio con el cielo y la tierra. Y allí sencilla y extraordinariamente ser el ser que soy en unidad con el todo”

Anita gota de agua

“Gracias, gracias, gracias. Pudimos conectar tanto con nuestro centro y la energía del todo porque estamos en muy buenas manos. En todo momento me sentí en un entorno seguro y cálido, donde poder sentir y honrar mi vulnerabilidad”

Claudia Delpero