Reproducir vídeo

“A la tierra que sostiene mis pies incondicionalmente, le dedico ese giro desde el centro de mi esencia
Para recordar la impermanencia y ofrendar el beso que surge de mis pies
Cada latido es ofrenda, cada aliento es canción
Alineo mi eje y mi conciencia con el poder de la inmaculada creación”

Cristina.